Qué tengo que hacer para permanecer en Dios. Reflexiones cortas, meditaciones cristianas para mejorar en mi vida espiritual. Imágenes con reflexiones.
Qué tengo que hacer para permanecer en Dios

Mantener las manos limpias no es nada fácil cuando andamos en medio de suciedad, tocamos pasamanos, volante, sillas, manillas de puertas sucias, en algunas de las cuales se ve el sucio y en otras no se ve pero igual están sucias.

Para permanecer en una buena comunión con Dios necesitamos tener las manos limpias, lo que simboliza estarse lavando de cosas sucias tales como haber tocado el pecado, 
en forma de caricias impuras, sexo ilícito, drogas, otras adicciones, tocar personas que te hacen pecar, tocar teclas en tu celular que te llevan a imágenes que no debes mirar o en tu computadora tocar el mouse y guiarlo a páginas placenteras pero nada buenas.  Algunas de estas cosas son tan sutiles que no parecen sucias pero cuando te lavas, sale el sucio.


 ¿Sabes cómo lavarte las manos de todo esto? Te las lavas cuando confiesas a Dios tu pecado y por medio de Jesús le pides que perdone tus faltas, y que limpie tus manos a través de ese sacrificio que hizo por ti en la cruz ya que fue para quitar tu pecado y darte vida en abundancia. Si confiesas tu pecado, Él es fiel y justo para perdonarte y limpiarte. 

Otra cosa que necesitas hacer para permanecer en buena relación con Dios es tener un corazón puro.  Si es puro significa que está libre de suciedad, significa que has usado el filtro efectivo de la Verdad, el Perdón, el buen nombre, los buenos sentimientos, actitudes y pensamientos.  Cada día necesitamos purificar nuestro corazón de impurezas, de malas actitudes, sentimientos, engaño, ira, resentimientos, contiendas, odio, rencor, y todo aquello que te hace daño y no te permite ser feliz con Dios. 

¿Qué tengo que hacer para permanecer en Dios? Tengo que cuidar mis manos, que siempre estén limpias, y tengo que cuidar mi corazón, que sea siempre puro.  Por Mery Bracho

¿Quién puede subir al monte del SEÑOR ?
    ¿Quién puede entrar y adorarlo en su templo santo?
 El de manos limpias y corazón puro,

    el que no adora ídolos 
    ni ha hecho falsas promesas.
Esta gente lleva a otros las bendiciones del SEÑOR,
    y busca que Dios el Salvador haga justicia. Salmo 24.

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.