¿Vives en urgencia,  o con propósito?. Reflexiones cristianas cortas, cómo enfrentar problemas, comparación con un semáforo. Vivir en emergencias. El Espíritu Santo te guía, luz roja en tentaciones. Palabras de aliento y reflexiones.

Miremos nuestra vida frente a un semáforo.

Verde: Tienes luz para pasar, hay un camino despejado para ti porque estás haciendo lo correcto, y lo que es verdadero, estás siguiendo las reglas, y puedes caminar seguro sin temor al mal, es el camino angosto con visión, misión, propósito y gozo. Pareciera que no tener reglas es ser libre pero en realidad es esclavitud de deseos sin frenos que pueden pasar los límites de otros o ellos pisan tus límites.


Amarillo: Puedes decidir entre pisar el acelerador de tu vida y llegar al otro lado en rojo o esperar el turno, y disminuir la marcha. Esto tiene un sentido de urgencia o de paciencia. A veces llevamos la vida como una ambulancia, de emergencia en emergencia, y no disfrutamos la vida con propósitos que hayamos definido sino con lo que venga en el día. Es un riesgo pasar la vida en amarillo, es frustrante y hasta peligroso si te aventuras al otro lado.




Rojo: Tiene una brillante luz para detenerse. Hay lugares en tu vida que siempre tendrán luz roja para ti, siempre, porque no son para que transites por ellos, lugares de pecado, de caer en tentaciones, de amigos que solo quieren pasar un buen rato no importando consecuencias. Puede ser una relación amorosa que no te conviene porque ya viste que está casado(a) aún la otra persona, o es muy conflictiva o no son compatibles.

Sin embargo, la luz roja nos permite también detenernos en algún proyecto, o en una relación para ver si funcionará, quiero decir en frío, mirar los pros y los contras, sin los ojos extasiados en el amor a esa relación o a ese negocio.  Luego, si todo va bien, llegará la luz verde. 

Si un semáforo está dañado, no hay guía, y todo se vuelve un caos. Dios ha puesto el Espíritu Santo dentro de ti si has aceptado a Jesús, el hijo de Dios, Él es una persona que te guía a toda verdad, te enseña aún lo que debes decir, y te ayuda en tu debilidad de las luces rojas, con Él siempre tendrás un semáforo funcionando bien dentro de ti, podrás saber cuando detenerte y cuando seguir adelante sin temor. 

Por Mery Bracho 


Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.