Necesito que Dios ilumine mi vida y mi camino. El Señor me guía, me ayuda en mis problemas, dame luz Dios para hacer tu voluntad, dame sabiduría para cambiar mi forma de ser. Reflexiones cortas cristianas, estudio de la Biblia, meditaciones cristianas.
Necesito que Dios ilumine mi vida y mi camino.

Llegan momentos a nuestra vida cuando no encontramos la salida, cuando lo intentamos todo y nada funciona, con urgencia necesitamos luz en el camino, salir de ese atolladero.  La Palabra de Dios es lámpara para nuestro camino para iluminar los pasos que damos, , pero ilumina nuestro interior, nos hace ver donde hay oscuridad, en cuáles áreas debemos trabajar para prosperar y crecer.

Hay oscuridad en nosotros cuando tenemos
Amargura, que es la frustración acumulada dentro de nosotros por alguna injusticia que recibimos, puede que la exterioricemos en protesta, en deseos de venganza, en tristeza o mal humor.  Estas son sombras que no nos dejan crecer.

Ira, esto puede ensombrecer nuestra vida porque nos quita la paz, es un enojo fuerte, al punto de hablar y actuar sin medir consecuencias.

Enojo, con esta emoción podemos pasar el día, la noche e incluso la vida, sin ver la luz de la felicidad, de la alegría, de la armonía. Puede convertirse en un hábito andar enojado y rompe relaciones.

Palabras ásperas, se apagan las luces de las buenas relaciones cuando se usan estas palabras, hirientes como espadas, sin dulzura, sin sabor o amargas, que aunque se digan para tratar de cambiar una actitud en el otro, destruyen y no edifican.

Calumnias, otra sombra que destruye no solo tu vida sino la del afectado, por eso está dentro de los 10 mandamientos, no dirás falso testimonio contra tu prójimo. Hasta por repetir algo que alguien más nos dijo sin tener pruebas podemos estar hablando falsedad.

Toda clase de mala conducta, esto encierra lo que no se ha dicho anteriormente, cosas que quiten el brillo a nuestra vida, que nos hace vivir en oscuridad, en depresiones, tristezas y falta de amor.

Dile a Dios que encienda una lámpara para ti e ilumine tu oscuridad, que puedas disfrutar de la vida abundante que Él da.
Por Mery Bracho
---------------------------------
No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos, y así les ha garantizado que serán salvos el día de la redención.
Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta. Por el contrario, sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo. Efesios 4:30-31

Enciendes una lámpara para mí.                    
El Señor, mi Dios, ilumina mi oscuridad. Salmo 18:28


Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.