No dependa de la aprobación de otros. No tengo que esperar que todos me digan como lo hago. Nadie valora lo que hago. Eres una persona única, especial, reflexiones, valorar lo que uno es. Eres único, Imágenes cristianas de motivación, aliento.
Podríamos pasar la vida entera en una constante espera de aprobación y nunca sentirnos satisfechos. 

Tú vida no depende de lo que te digan  los demás, dentro de ti hay tantas cosas buenas que debes empezar admirándolas tú  mismo. No dependas de la aprobación de otros.


Cuando Jesús dijo los mandamientos que debíamos cumplir solo dijo dos: Uno, amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas, y amarás a tu prójimo como a ti mismo. Jesús cree que es un hecho que ya te amas a ti mismo y por tanto tendrás la fuerza para amar a los demás. 

¿Qué debo amar de mí mismo?
1.   El cuerpo.  Cuánta frustración trae el hecho de no reconocer lo poco o mucho de hermosura que tenemos.  Ya con el solo hecho de ser capaz de pensar, ver, escuchar, hablar, caminar y hasta respirar es motivo para amarte y valorar eso.

2.   Los Talentos. Por experiencia propia fallé en amarme porque pensaba que los talentos y las habilidades de los demás eran mejores que los míos, que mis talentos no valían, que había que cantar lo de los demás, recitar los poemas de los otros, invitar a alguien a tocar porque lo hacía mejor, que otro hiciera ese dibujo porque los míos no eran tan bonitos, que otro enseñara o diera la charla porque yo no me sentía tan capacitada para eso aunque sí lo estaba, y la lista sigue. 

Y lo peor era que cuando alguien me decía una palabra bonita reconociendo alguno de esos talentos yo les decía: No, no es así, o gracias pero la gloria es de Dios. La gloria es de Dios pero hasta el mismo Dios dijo que admiráramos lo que es digno de alabanza.

3.   Los Gustos: ¿Sabes tú que te gusta y qué no te gusta? Si tienes problemas en esto vas a estar  solo complaciendo lo que otros quieren todo el tiempo. Y si por ejemplo te gusta algo pero a tu amigo o pareja no le gusta, no lo harás o no lo comerás para complacer al otro.

4.    El Trabajo que se realiza: si sabes hacer bien tu trabajo y ves cuán bien te quedan las cosas, o cuán bien das esa charla, o atiendes los clientes, o haces algún oficio no esperes que la gente lo reconozca para sentirte bien. Hasta puedes decirte a ti mismo, qué bien me quedó, me siento satisfecho porque fue una buena entrevista o un buen encuentro con ese cliente. Valora lo que haces, aún cuando los demás no lo hagan.

Tú eres una persona única, Dios te creó en el vientre de tu madre, dice la Biblia, sin faltar nada de lo que Dios había planeado para ti. Eres especial porque aunque tengas una discapacidad, Dios te hizo especial. No hay nadie como tú. Es en serio, créelo porque así es, aunque nunca te he visto, Dios hizo a cada persona única y especial. Deja de compararte con otros y de buscar la aprobación para sentirte valioso o valiosa. Dios puso la máxima calificación para ti y eso es suficiente para sentirte importante.


Por Mery Bracho 

No dependa de la aprobación de otros. No tengo que esperar que todos me digan como lo hago. Nadie valora lo que hago. Eres una persona única, especial, reflexiones, valorar lo que uno es. Eres único, Imágenes cristianas de motivación, aliento.
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.