Tu vida es muy valiosa, aunque cometas errores Dios te ama así como eres y tiene un gran propósito para tu vida.  


Una mujer en África estaba triste y desilusionada.  Ella dijo: “Dios, soy como esta vasija de arcilla. Estoy rota y sin valor, soy un fracaso.  Cada día voy al pozo a buscar agua en esta vasija pero la mitad del agua se derrama mientras vengo por todo el camino, por las grietas que tiene la vasija.   


Entonces Dios le dijo: Hija, mira afuera todas esas hermosas flores silvestres creciendo a cada lado del del camino que lleva al pozo.  El agua que has cargado todos estos años en tu vasija con grietas ha regado esas flores silvestres. Muchas familias han tomado esas flores para decorar sus casas.

Es cierto, no somos perfectos, pero somos perdonados por Dios, por encima de nuestras imperfecciones, Dios nos ama, nos usa para brillar, para llevar su poder, así como dice una parte de la Biblia:


“Tenemos esta luz que brilla en nuestro corazón, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro.
Esto deja bien claro que nuestro gran poder proviene de Dios, no de nosotros mismos.
Por todos lados nos presionan las dificultades, pero no nos aplastan. Estamos perplejos pero no caemos en la desesperación. Somos perseguidos pero nunca abandonados por Dios. Somos derribados, pero no destruidos.”

Quiero animarte a seguir adelante, tal vez has pensado que has cometido muchos errores, pero cada día tenemos una nueva oportunidad para ser felices, para levantar la mirada y confiar en Dios, dar pasos al frente sin temor. Tu vida es muy valiosa. Por Mery Bracho


Sigue a Mery Bracho en google plus y en facebook
Clic Me gusta Poemas Frases y Vivencias en facebook

2 Corintios 4.8-9
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.