El Perdon, cuenta cancelada que ya no se vuelve a cobrar. Reflexiones mery bracho, pensamientos del perdón, imágenes con frases de aliento. postales cristianas. Que puedo hacer para perdonar, no quiero perdonar. Me hicieron daño y por eso no perdono.

El Perdón, cuenta cancelada que ya no se vuelve a cobrar


No es fácil perdonar pero cuando con valentía lo hacemos, se quita una carga de nuestra mente y nuestro espíritu. Otorgar el perdón aunque hayas sido el agraviado, más que dejar libre al que te hizo daño, te libera a ti y puedes poner tu mente en algo más provechoso y positivo para tu vida.

El Perdón, es una cuenta cancelada, totalmente pagada cuando lo das o lo recibes, y no es justo si la vuelves a cobrar recordándo las cosas una y otra vez.
Tal vez no llegarás al punto de olvidar lo que te hicieron, mucho menos si fue un abuso contra ti, pero ya no habrá esos deseos de venganza, de desear que le vaya mal al otro, de amargura en el corazón.


Sé lo que es sentir la carga por no perdonar porque ofendí mucho a una persona, por años eso estuvo en mi mente y corazón, aún cuando ya no había visto más a la persona, la amargura y todo el daño que me hice diciendo cosas indebidas pesaban sobre mí como rocas.


Luego de “Años” con esa carga decidí liberarme y dejar libre al otro del mal que yo sentía en mi corazón, que me había hecho. Al hacerlo se desvaneció el peso de mí, y cuando salí del lugar sentí que caminaba sobre nubes, libre. Jesús me ayudó y me hizo libre.


Características que pudiera tener una persona que no ha perdonado.


La Biblia dice: El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir, refiriéndose al trabajo de satanás en las personas,
- los destruye con amarguras y viviendo en el pasado,
- mata los sueños,
- les quita la vida feliz,
- concentra los pensamientos en el mal,
- puede tener depresión,
- hay deseos de venganza,
- no hay paz.  
- hay tristeza.


En cambio, Jesús dice en la misma parte de la Biblia, “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.   
Pídele a Dios que libere tu vida, sé que no es fácil, Jesús dijo en la cruz, Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen, lo habían golpeado, le hirieron, le pusieron una corona de espinas y lo crucificaron sin haber tenido culpa, y el mensaje de ejemplo que nos dejó fue ese.


Cuando dices el Padre Nuestro, también dices, Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.


Muchas veces decimos esa oración y analizándola vemos que necesitamos perdonar a los que nos ofenden.  

Qué puedes hacer para perdonar:
-Pídele a Dios que te ayude, dándote fuerzas para hacerlo.

-Pídele a Dios que te presente la oportunidad para hacerlo lo antes posible.

-Hazlo así no sientas perdonar. Es una decisión.

-Si la persona te perdona, bien y si no lo hace, ya tú cumpliste con tu parte.

- Perdonar no significa exponerte al mismo abuso de antes.

-Si no puedes contactar al que te ofendió o tú ofendiste personalmente, puedes hacer una carta y enviársela.

-Si no es posible tampoco lo de la carta busca a un consejero, un líder, un pastor o sacerdote y dile a ellos las palabras que le dirías a esa persona si la tuvieras al frente pero de corazón, incluyendo te perdono por que me hiciste………  Tal vez habrá lágrimas, dolor, sentimientos encontrados...

-Ora con esa persona que te está ayudando.


Como cuando pagas una deuda, ya nadie debe estar cobrándotela así será con el perdón, lo darás o lo recibirás y no lo estarás recordando, tomarás esa factura, la romperás, la quemarás y ya no habrá más tiempo perdido en eso. Después de todo Aunque yo mismo no me lo merezca, Dios me perdona.


Por Mery Bracho


Mateo 6:9-13
Lucas 23:34

El Perdon, cuenta cancelada que ya no se vuelve a cobrar. Reflexiones mery bracho, pensamientos del perdón, imágenes con frases de aliento. postales cristianas. Que puedo hacer para perdonar, no quiero perdonar. Me hicieron daño y por eso no perdono.

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.