cuidarse quitar enojo interno reflexion cristiana

Hola. Primero quiero mostrarte estas frases importantes para ti y tu familia o tus amigos. Mira lo que dice: “Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos”. (Biblia)


Tengo un refrigerador que ha sido muy bueno, solo que desde hace un tiempo la humedad está dañando el metal.  Busqué una persona para que me pintara la puerta de la nevera, él señor la lijó, le puso anticorrosivo y luego la pintó.  La puerta quedó como nueva.  

Pasado un tiempo se empezó a levantar la pintura y salió nuevamente la corrosión.  Las raíces de amargura son así como la corrosión, están allí dentro y van dañando el interior, puedes mostrar una sonrisa, una aparente paz, pero cuando ocurre algo que dispara esos pensamientos que te amargan, son como veneno que daña relaciones con otros, generalmente los que están más cerca son los que sufren más aún cuando no tengan nada que ver con lo que te sucede.

Gastamos mucho dinero en resolver problemas de belleza, gastamos dinero en vestirnos bien pero con mucha frecuencia se dejan los problemas del interior intactos sin resolverlos, no se les dedica tiempo. Así como ocurrió con mi refrigerador, pinté el exterior pero no arreglé el problema interno.  

¿Qué podemos hacer con esas raíces de amargura?
No es sencillo pero tampoco es imposible de sacar.  
1. Reconoce que tienes esas raíces de amargura, con razón o sin razón, con motivos o sin motivos pero sabes que están allí y que son tu problema.


2. Busca a alguien de confianza para que le expongas tu problema, tu secreto, tu marca interna.  Puede ser un consejero, un pastor, un líder, un psicólogo, pero necesitas abrir tu corazón.

3. Llora si ha sido una pérdida, habla de tu dolor, drena esa herida.

4. Pide a Dios que te ayude, que perdone tu error, tu amargura y te de un nuevo gozo de vivir.

5. Decide perdonarte y perdonar al que te hizo daño aunque no se lo digas personalmente o en ese momento.

6. Aprende versos de la Biblia que te refuercen y los declares que Dios te perdona, tales como “ Si confesamos nuestros pecados Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”. Escúchate a ti mismo decir “He confesado mi pecado y Jesús me ha perdonado.  Esto lo harás para derrotar el poder del enemigo en quererte esclavizar a pensamientos de culpa y amargura.

7. Comienza de nuevo, ¡tú puedes! Todo lo puedes hacer en Cristo que te fortalece.
Por Mery Bracho
..........
Cuando lo veo se me revuelve algo por dentro. Por qué me siento tan mal cuando pienso en eso. Me enojo y no sé por qué. Reflexiones y motivación. Problemas de familia, mensaje cristiano por Mery Bracho
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.