Es todo un reto diario no quejarse, pero no es imposible, ES POSIBLE! Hagámoslo!
Lo único que debes estar pendiente es "pensar antes de hablar o escribir" porque cuando ya hablamos, ya lo soltamos, y luego lo que dijimos empezará su efecto primero en nosotros mismos y en aquellos a quienes les hablamos ya sea negativo o positivo.

En la Biblia encontramos varias partes que se nos anima a ser agradecidos, es más, cuando el pueblo de Israel se quejaba le ocurrían cosas peores a las que habían experimentado. Llegó un momento que Dios se enojo tanto de la queja que los quiso matar a todos, pero Moisés intercedió por ellos. Ya ves que la queja no es buena.

Cada día dí: Soy agradecido! Doy gracias a Dios, gracias a _______ por___. Empieza de una vez, no importa la hora..... No haces esfuerzo para quejarte, ¡sale solito!, pero sí necesitamos hacerlo para ser Agradecidos. Por cierto, tengo suficientes razones para quejarme, pero tengo muchas más para ser agradecida. Mery Bracho

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.