Cómo me pongo de acuerdo con alguien que me hace enojar. Reflexión Cristiana
Cuando los ánimos están alterados ponerse de acuerdo en paz es muy difícil, sin embargo podemos bajar el tono, tener medida para hablar y comunicarnos poniéndonos No la Coraza para que nadie me hiera sino el vestido de la humildad. Requiere una acción pensada y esforzada el vestirse de humildad.


Anuncio


La Biblia nos dice: "Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes." (1 Pedro 3. )
Pongámonos el vestido de la humildad, de la mesura, del amar a nuestro prójimo como nos amamos a nosotros mismos.

Vistamos nuestro ser interior con amor, sin orgullo ni soberbia, sin hablar con ira, sin ostentar sino con humildad, entendiendo a mi prójimo, poniéndome de acuerdo, escuchando razones, desarraigando raíces dañinas y haciendo crecer este fruto del Espíritu dentro de nosotros mismos, que es conocido también como la mansedumbre.

¿Cómo me pongo de acuerdo con alguien que me hace enojar?
1. Primero empieza a poner atención a lo que no dice, hay tal vez otras razones que no conoces que le hace hablar así.

2. Escucha con atención lo que dice porque a veces estamos tan enojados pensando lo que queremos decir que no escuchamos.

3. Repite lo que te diga la otra persona en tus palabras en forma de pregunta para ver si entendiste bien lo que te está diciendo.
Anuncio


4. Pon la relación por encima del conflicto. Decide amar a pesar de.

5. Baja el tono de voz en lugar de subirlo y explotar al hablar.

6. Haz un esfuerzo en vestirte de una verdadera humildad. No puedes estar vestido con arrogancia, orgullo y a la vez de humildad, son opuestos.

7. La humildad hará que entiendas que no siempre tendrás la razón. Hay que buscar un consenso por el bien de todos y no pensar sólo en ti.

8. Ponte de acuerdo de una manera positiva, no resaltando lo que No se puede hacer, más bien hablando de lo que SI se puede hacer, vivir, hablar, para dejar un buen ambiente abierto a la relación y la conversación.

9. Dios te dará su gracia, un regalo que no merecemos ni tu ni yo pero que en su amor nos lo da si somos humildes, él te guiará a conversar de la manera más efectiva y buscando la paz.
Mery Bracho

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.