Suelta la carga del pasado para que tengas las manos libres para recibir las bendiciones presentes y futuras. bendición de Dios para ti. recibe.
Suelta la carga de tu pasado de heridas, derrota, falta de perdón, errores y recibe bendiciones hoy.


Cuando estás listo para irte y enciendes el auto, si le das al acelerador, aún con la velocidad en su lugar, no se moverá si el auto está con el freno de mano puesto.  

A veces en la vida estamos así, listos para emprender la marcha, para ir por nuestros sueños y cumplir nuestras responsabilidades, listos para amar a nuestra familia y amigos solo que no hemos quitado el freno de mano, no hemos entregado y pedido perdón a Dios por esos errores pasados que nos han marcado, o tal vez lo hicimos pero igual no nos sentimos perdonados.´
Necesitamos ser sinceros con nosotros mismos, dejar el pasado ya, soltar las cargas a los pies de Jesús, sabiendo que Jesús me perdona y me limpia. Confiando que las cosas viejas pasaron y ahora son todas hechas nuevas. 


¿Quieres recibir las bendiciones de hoy? Suelta las cargas de dolor del pasado y abre tus manos para rendirte a Dios y recibir de Él todas las bendiciones que dice la Biblia “vienen libre de preocupaciones”.

Suelta la carga del pasado para que tengas las manos libres para recibir las bendiciones presentes y futuras.

 Por Mery Bracho.
-

-
Para recibir bendiciones hoy Suelta la carga del pasado. reflexiones cristianas para ti. meditaciones cristianas. devocional para hoy jueves. Bendición de Dios  las recibo hoy. Mensaje cristiano corto para amigo con problemas.
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.