No es justo que la responsabilidad caiga sobre una persona en la familia cuando todos pueden ayudar. Allí es cuando él o ella dicen: TODO lo hago yo.

Cuando un niño va a la escuela puede llevar su propia mochila o morral en su espalda, puede llevar su carga porque no le estamos poniendo los libros de sus compañeros de clase, ni de sus hermanos mayores, ni de su profesor.

En la vida familiar a veces intentamos llevar la carga de todos en lugar de ponerle la mochila a cada uno. Hacer las tareas del hogar requiere dividir cargas entre los que están en casa, también ser responsable por dinero, ropa, celulares, auto, bici, dormitorio, actividades de la escuela, cuidado de mascotas, etc. 




Seamos firmes en ponerle la carga adecuada a la edad a cada miembro de la familia, hasta el niño pequeño puede guardar juguetes.  Y si no quieren llevarla, pues, dejemos que tengan sus consecuencias para que se haga justicia, así habrá menos contienda, enojo y estrés en el hogar.


Esto lo dice la Biblia *: “Pues cada uno tiene que llevar su propia carga…Lo que se siembra, se cosecha….”  Ponga la responsabilidad, explique cómo lo van a hacer y la consecuencia de no hacerlo, finalmente  si no lo hacen, deje que cosechen las consecuencias.  (Por Mery Bracho)

En Casa TODO lo hago Yo. Nadie me ayuda a limpiar.  Reflexiones cristianas cortas, tengo mucha carga, estoy estresada con los niños en casa, responsabilidad y consecuencias, aplicar consecuencias. Cargas. Deberes escolares y familiares.  Postales cristianas. Biblia, devocional corto.
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.