El ángel de Dios está conmigo. Dios me cuida. Gracias a Dios por su cuidado y protección. Anécdota de Mery Bracho. Ángeles cuidan mi camino, mi auto. Postales cristianas, imágenes de ángel y versículo bíblico.
El ángel de Dios está conmigo
 El ángel de Dios está contigo y conmigo si le has pedido que te proteja. 
 Eran cerca de las 4 pm y mi sobrino tendría su primer día de coro en la Escuela de música, lo llevé en mi auto hasta allá.  Dejé el auto a unas 2 cuadras del sitio frente a unas casas. Dejé al niño,  tardé como 10 minutos dentro de la Escuela y regresé al auto. 


Mi sorpresa fue grande al ver que el auto no estaba donde lo había dejado sino unas 3 casas más adelante.  Me asusté por eso. Metí la llave y abrí el auto, cuando vi que lo habían tratado de robar.  Lo habían movido pero GRACIAS A DIOS!! que no permitió que le abrieran  la bóveda que es un sistema de seguridad que cubre los pedales, freno y  acelerador. Esta bóveda es de metal pesado grueso,  que abre al meter la llave como una puerta y luego queda en el piso. 

El ladrón forcejeó la puerta de la bóveda y la dobló toda sin embargo, el cerrojo no cedió y aunque estaba doblada no se podía acceder a los pedales fácilmente.  No robaron nada absolutamente de adentro, ni el neumático.

Estaba tan asustada que me encerré dentro del auto, llamé por mi celular a mi familia para que supieran.  Otro milagro, porque no tenía saldo en el celular y pude llamar sin ningún servicio especial, ¿Cómo?  Lo hizo Dios.   

-Dios mío, protégeme de esos ladrones-, rogaba a Dios porque no sabía si estaban cerca y esperaban a que yo llegara para quitarme el auto.  Metí la llave a la bóveda pero tenía otra llave partida adentro.  En un  lugar del auto encontré una aguja de mi máquina de coser y con eso saqué el pedazo. Encendí el auto y me marché.  

Al día siguiente llevé el auto al herrero para que me reforzara la puerta de la bóveda.  Mi sorpresa fue que cuando apenas el herrero haló un poco donde encaja la cerradura con la puerta, esto se despegó y le quedó en la mano.  Si Dios lo hubiese permitido se hubiesen llevado el auto porque le faltaba poco, solo un poco más de forcejeo. El ángel de Dios estuvo conmigo. 

Gracias a Dios por esta experiencia que de alguna manera te puede servir a ti para que cada vez que te levantas y salgas a pie o en tu auto le pidas a Dios que envíe sus ángeles a protegerte, es una oración que hago cada vez que salgo de casa.  Dios es poderoso y maravilloso, yo lo he experimentado.  El ángel de Dios está contigo y conmigo.

Por Mery Bracho

Gracias Dios porque tú das órdenes a tus ángeles para que me protejan a dondequiera que vaya.


Salmo 91:11


Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.