imagen de mama con hijo frases cristianas para la madre, reflexión para una mamá por Mery Bracho


Feliz día, preciosa Mamá. Que las bendiciones de Dios sean como lluvia abundante en tu vida y en tu familia hoy y siempre.


En este día especial te invito a meditar cómo estás desarrollando ese rol de madre que tienes como mujer y que puedas tomar algunas decisiones si aún no lo has hecho.  Estas decisiones las tomarás de día en día.
bonita imagen para una madre, feliz día, bendiciones, frases cristianas cortas, reflexiones para la madre, mama por mery bracho

5 Reflexiones Importantes para una Madre. Lo que hace una Mamá Cristiana por sus hijos Cada Día de la Semana. 

Primera Reflexión para una Madre.  Aunque seas mamá y creas que tú puedes, confía en Dios primeramente en este día.


Cuando somos madres con frecuencia queremos resolver los asuntos que angustian a nuestros hijos o que están haciendo que nuestro hogar no esté equilibrado.  Lo primero que te animo a hacer en lo que te levantas es a poner toda tu confianza en Dios.

Segunda Reflexión para una Bella Madre.  Haz una oración antes de empezar tus rutinas diarias o tu trabajo.  

Cuando eres madre puedes trabajar en casa y también fuera de ella.  Antes de hacer todas esas labores es necesario que te conectes con Dios y le presentes tu vida, a tu familia y que le digas cuánto confías en Él.


Puedes hacer esta corta oración de la Mañana:


Dios eterno, te alabo en este nuevo día, gracias por mi familia, por mis hijos, por mi esposo y por todo lo que nos has dado.  

Pongo este día en tus manos, confío que tú eres el todopoderoso Dios que tiene control de todas las cosas.  Ayúdame a mantener la calma para tomar decisiones sabias y que en esta casa podamos vivir en paz.

Señor, te ruego que nos protejas y nos cuides.  Bendice a cada uno de mis hijos, que ellos puedan asumir sus responsabilidades sin dificultad.  Gracias por estar con nosotros hoy y siempre.  En el nombre de Jesús hago esta oración, Amén.   

Tercera Reflexión para que una Madre tenga un Día bendecido.  Deja que cada miembro de tu familia lleve su propia carga, su mochila de responsabilidades y compromisos.  


Aunque tengas niños pequeños en casa puedes darles asignaciones a cumplir, que se sientan útiles en el hogar.

Los hijos necesitan aprender que la vida no es tan fácil como cuando eran bebés y corrías a alimentarlos.  Ellos necesitan ver por sí mismos que hay momentos de dolor y de sacrificios para obtener cosas, para disfrutarlas, para ir de vacaciones, para alcanzar una meta. También aprenderán que todas las cosas tienen sus consecuencias.  

Cuarta Reflexión para una madre que quiere tener un buen hogar y un buen día. El amor por cada hijo no se condiciona.  


El amor debe darse incondicionalmente así como nuestro Padre celestial, Dios, nos ama, incondicionalmente, por encima de nuestros errores.   Puedes mostrarle a un hijo que no estás de acuerdo con su conducta pero si tu hijo necesita un abrazo no lo rechaces.  El amor debe estar por encima de cualquier falta.

Quinta Reflexión para una madre en su buen día.  Mantén el buen ánimo y un tono de voz agradable y controlado desde la mañana hasta la noche.


Qué bueno sería si al llegar a tu casa los hijos encontraran una mamá de buen ánimo, que no les está levantando la voz a cada rato sino que busca el momento apropiado para decir las cosas, también el lugar apropiado y el tono de voz firme pero sin gritos.  Nuestros hogares son refugios para el cansado, para el agobiado, para el que busca la paz. 

Con estas cinco reflexiones te quiero desear un feliz día, mamá, que sigas siendo la luz que tus hijos ven para andar por su buen camino.  Un abrazo y felicidades.  Mery Bracho



Mira también: Honra a tu padre y a tu madre, tendrás una larga vida.
                       Reflexiones en Poema para una Madre

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.