Sé que necesito dejarlo pero no puedo. Reflexiones pensamientos para ti de cambio, dejar el pecado, dejar vicios, consecuencias del pecado. Postales cristianas de ánimo. Meditaciones cortas de la Biblia.
Vive en libertad espiritual, en salud emocional, en limpieza, en pureza, en plenitud. Sabes que necesitas dejar algunas cosas o personas que te están haciendo daño pero no puedes. Vamos a analizarlo con esta reflexión.

Hay una interesante historia bíblica acerca de la esclavitud del pueblo de Israel, en el país extranjero de Egipto.  En un principio fueron bienvenidos porque José, un israelita, era gobernante de Egipto, pero luego se multiplicaron y el faraón de ese entonces los esclavizó. 


Para liberar a Israel, Dios envió a Moisés al Faraón para que hiciera la petición de que dejara salir a los israelitas, y por 9 veces, el Faraón se negó a dejarlos ir aún cuando eso significaba recibir plagas.  Una de esas plagas fueron las ranas.  Había ranas hasta en el palacio, por todos los ríos, las casas, las cocinas.  Moisés le dijo al Faraón que cuando quería que se fueran las ranas, ya que lo había llamado porque no aguantaba esa plaga, a lo que el Faraón respondió: -Mañana-. 

¿Puedes creerlo? Mañana, dijo él! Esas asquerosas ranas estaban hasta en la comida, ¿cómo podía desearlas un segundo más?  Esas ranas representan las cosas malas, el pecado, aquello que nos hace daño sin embargo no estamos listos para dejarlo ir. 

Cuando Dios viene a nuestras vidas y su Espíritu Santo nos pide que dejemos eso, en lugar de decirle: -Sí, por favor, límpiame ya, no quiero seguir con este pecado-, le decimos: Espérate un tantito hasta mañana y me limpias, es que es placentero…. Sabes que está mal, pero te has vuelto esclavo de eso y no es tan fácil deshacerse de él. 

Como un buen padre, Dios permite las consecuencias cuando pecamos, aún cuando nos perdona. Si dejamos de hacer lo malo, las consecuencias serán menores, pero si nos empeñamos en el mal, cosecharemos mal. La Biblia dice que el hedor era insoportable de las ranas que murieron y que la gente apilaba.  Las consecuencias de las cosas hechas sin cuidado pueden alcanzar a otros que nosotros no queríamos que las sufrieran, algún familiar, personas en el trabajo o los estudios, iglesia. 

Dios nos ayude a vivir en libertad espiritual, que si cometemos pecado, Dios es fiel para perdonarnos y limpiarnos, cuanto antes será mejor para nosotros. Tú puedes hacerlo con la fuerza que Jesús te da, pídele ayuda y lo hará. Por Mery Bracho

Lee la historia de las ranas aquí .....................



Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.