Hay solución para tu problema aunque no tengas esperanza. Jesús te ayuda. Reflexiones para ti, estudio bíblico para hoy, meditación cristiana, devocional, imágenes de aliento cristianas. Postales cristianas.

Hay solución para tu problema aunque no tengas esperanza.

¿Alguna vez has estado en una casa sin luz durante la noche? Aunque tengas los ojos abiertos, no ves nada.  Una persona ciega vive esto todo el tiempo. En la Biblia se cuenta de un ciego de nacimiento que estaba pidiendo limosna cuando Jesús pasaba por allí.  Su mayor problema no era que no tuviera dinero sino que no podía ver.  Sin embargo, ya que no podía resolver su problema se dedicó a pedir limosna. 


Jesús lo vio y tuvo compasión de él.  Hizo algo extraño, escupió y con esa saliva hizo lodo poniéndolo en los ojos del ciego. Luego le dijo que fuera a lavarse a un estanque de agua. El ciego obedeció, se lavó y fue sanado, podía ver. 
Atrapado en un problema crítico.
Tal vez estás en una situación problemática crítica pero como ha sido así por mucho tiempo, ya no tienes ni esperanza de que se te resuelva, pero tenemos a Jesús, el poderoso hijo de Dios, que puede resolver ese problema,  solo te pide que seas obediente, que le busques con corazón sincero, que le presentes tu petición y seas paciente en esperar que Él actúe.  Para solucionar tu dificultad tal vez Jesús obrará en formas que ni te imaginas, al ciego le untó saliva en los ojos.  De alguna manera verás luz donde antes había sido solo oscuridad. 

Debes creer.  No hay nada imposible para Dios. Creer requiere actuar en esa fe.  El ciego se fue a lavar al estanque. Obedeció. La obediencia trae bendición y esa fe mueve a Dios. 

Da honra a Dios por tu milagro.
Todos en esa zona pudieron ver el milagro del ciego de nacimiento, muchos creyeron en Jesús y le siguieron después de este milagro.  Cuando Jesús solucione tu problema debes dar la gloria a Él y decirle a otros cómo te ayudó. 

Jesús le abrió un futuro nuevo y mejor al ciego, cuando Jesús abre las puertas hay bendición, hay prosperidad. 

Por Mery Bracho

Benditos son los que confían en el Señor
 y han hecho que el Señor sea su esperanza y confianza. Jeremías 17.7


Historia de la curación del ciego. Juan 9:1-41
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.