El Peligro de acercarse mucho a la tentación


¿Qué peligros hay en acercarse mucho a la tentación bien sea sexual o de otro tipo?

Me levanté de madrugada y fui a un sitio abierto de mi casa, allí encendí el foco o bombillo, una abeja se acercó al foco caliente y al llegar tan cerca y tocarlo, se quemó y murió.  Fuer atraída por la luz y probablemente quería calor pero no tanto, sin embargo, ya era demasiado tarde para apartarse. Luego llegaron otras abejas con el mismo final, quemadas.


La atracción por los placeres en la vida pudiera tener un efecto trágico también, se presenta la tentación en tu debilidad que pudiera ser por deseos insatisfechos, falta de cariño, aburrimiento, adicción, y esa luz de la otra persona o del centro de adicción es tan llamativa que no resistes la tentación. Si te acercas mucho tal como le pasó a la abeja, ese mismo calor puede ser tu destrucción.  



Tal vez me dirás que puedes dejarlo cuando quieras y alejarte, pero el calor terminará matando tu conciencia, es como que se te apagaran todos los suiches de valores y de temor de Dios.  Al seguir en ese placer dañino puede morir tu matrimonio, tu trabajo, tu ministerio, tu reputación, y hasta tu vida espiritual.  


En la Biblia se nos dice: Huye de las pasiones juveniles (*). Huye de la fornicación (**), Huye del amor al dinero(***).  No podemos quedarnos allí pensando que somos fuertes, la instrucción es a Huir para poder vencer. Hay otra parte de la Biblia que dice que  El prudente ve el peligro y lo evita;    el imprudente sigue adelante y recibe el daño. (****)




Por Mery Bracho


Citas bíblicas usadas.
(*) 2 Timoteio 2:22
(**)1 Corintios 6:18
(***)1 Timoteo 6:10-11
(****) Proverbios 22:3

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.