Embellece tu mente así como embelleces tu rostro y tu cabello. Reflexiones cristianas cortas Mery Bracho, imagen con reflexión. Postales cristianas con mensajes.
Así como dedicamos tiempo y dinero a mantener el cuidado de nuestro cabello y rostro también es necesario dedicarlo a lo que está adentro, que no se ve pero que al final es lo que nos define, nuestra mente.



Para nutrir nuestra mente debemos alimentarnos siempre con buena música, leyendo un buen libro, haciendo anotaciones de lo que nos llama la atención, escucha conferencias en vivo, por youtube, grabadas en el celular.

Así como no comemos una vez a la semana, sino a diario, diariamente necesitamos darle de comer a la mente, desechar lo que no sirve, alejarnos de la información tóxica, dañina, y darnos nuevos platos de comida espiritual con frecuencia, para procesarlos mejor y aprovecharlos en nuestro diario vivir.  

El mejor libro que te puedo recomendar porque es el que tiene el manual del buen vivir es la Biblia, su lectura y meditación diaria cambiará tu vida. 

También lee buenos libros de motivación, psicología, casos de la vida real que te animen, libros para ayudar a otros, para ser buen amigo, para aconsejar, para tener éxito y aprovechar oportunidades, libros que te ayuden con la sanidad interior, con ser un mejor empresario, empleado, comerciante, mejor padre o madre, mejor consejero, etc. Buen Provecho Mental!

por Mery Bracho
..................................
“Toda la Escritura (la Biblia) es un mensaje enviado por Dios, y es útil para enseñar, reprender, corregir y mostrar a la gente cómo vivir de la manera que Dios manda” 2 Timoteo 3:16

Embellece tu mente así como embelleces tu rostro y tu cabello. Reflexiones cristianas cortas Mery Bracho, imagen con reflexión. Postales cristianas con mensajes.

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.