no te dejes llevar por las apariencias, Dios quiere ver tu ser interior puro, reflexion cristiana
Las apariencias engañan y no siempre lo que nos parece más hermoso es lo que pensamos que es. Puedes ver fotografías en internet de rostros que aparentemente son cuerpos perfectos pero luego al ver la fotografía de cuerpo entero te das cuenta que no lo son. 

Recuerdo cuando era adolescente que me presentaron un joven por teléfono, su voz profunda y varonil me tenía encantada, me había hecho una imagen de él particular, lo veía como un hombre alto, fornido, elegante y otras cosas.  Cuando finalmente nos conocimos me decepcioné, no era nada parecido a lo que imaginé.  Era muy bajo, bastante delgado y más bien se notaba débil físicamente.   

Dios mira lo que nosotros no vemos, no son las apariencias lo que busca sino el interior de la persona, cómo sea su carácter, su vida íntegra, su comunicación diaria con Él, su verdad, amabilidad, humildad, su amor, su fe. Dios dijo: "La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón" le dijo esto a Samuel cuando estaba buscando el primer rey de Israel. No era el más hermoso que tenía que buscar.

Más que mantener un cuerpo hermoso, Dios quiere que mantengas un ser interior hermoso, puro y que se renueva cada día. Si buscas pareja para casarte no te dejes impresionar por el físico, impresiónate por cómo sea esa persona en su conducta ya que será lo más importante.  La belleza pasa pero el carácter brillará siempre. por Mery Bracho

no te dejes llevar por las apariencias, Dios quiere ver tu ser interior puro, reflexion cristiana por Mery Bracho
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.