Creo en la Vida feliz porque tengo al Dador de la felicidad, Jesús, quien un día me amó tanto que decidió dejar toda su gloria y venir a morir por mí y por ti. 
Cuando recibió la cruz como pago por todo el amor a la humanidad, y habiendo dejado que lo maltrataran por amarme, no me queda más que agradecerle. Sé que su sangre preciosa que salió de su cuerpo santo, limpia mis pecados. 
Sé que tengo vida abundante y feliz con Él porque es más poderoso que cualquier problema, porque Jesús está vivo, de la muerte se levantó al tercer día y hoy vive para estar conmigo todos los días hasta el fin del mundo.  No me dejará, no me abandonará aunque otros lo hayan hecho.  No busco felicidad en otras personas porque Jesús lo llena todo, con Él estoy completo y nada me faltará.

Si me preguntaras si tengo problemas te diría que sí, y muchos, pero sé, que nada me separará del amor de Dios,  la salida para cada uno de ellos, Jesús me dará.

Si me preguntaras si tengo de todo, te diría que no, sin embargo, tengo a quien todo lo tiene, al Rey de reyes y Señor de señores, quien da la vida y la bendición.  Mi felicidad no depende de tenerlo todo sino de tener a quien lo tiene todo, a Jesús.  Por Mery Bracho

Creo en la Vida Feliz. Reflexiones cristianas para ti. Felicidad. Ser feliz, Prosperidad. Jesús da vida
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.