Lo siento Dios, no puedo.  Necesito tu ayuda con mi problema. 
Hoy es el día para finalmente decir: Lo siento Dios, no puedo solo o sola.  Necesito tu ayuda.  
                   
En la Biblia, una persona como tú y yo, escribió: Llevé mis problemas al Señor; clamé a Él, y respondió mi oración. (Salmo 120:1).


 Sigue estos pasos:

1. Empieza tu oración con alabanzas a Dios reconociendo que es poderoso para resolver todas las cosas.
2. Preséntale tus problemas al Señor, explícale qué es lo que sientes, tu dolor, tu aflicción, tu preocupación, tu enfermedad, dificultad, enemistad, etc.
3. Pídele que te ayude, con un corazón humillado y entregado.
4. Dale las gracias.
5. El Señor te responderá.

Buen Día confiando en ese maravilloso amor de Dios. Por Mery Bracho


Lo siento Dios, no puedo. Necesito tu ayuda con mi problema.Reflexiones para ti y para mi cortas de Mery Bracho. Meditaciones cristianas, devocional para hoy lunes.

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo