Reflexiones: Usa las palabras para dar vida. Reflexiones para ti de lo que decimos cómo ayudamos o fallamos al hablar. Sanar heridas con las palabras. No me puedo controlar en lo que digo. Soy muy lengua suelta que hago. Bendiciones para el que habla bien. Postales sobre las palabras, dichos buenos.
Reflexiones: Usa las palabras para dar vida
 La Biblia dice que las palabras pueden ser un  fuego, que inflama y destruye o las palabras pueden ser suaves, como un árbol que da vida, que tienen buenos resultados, buenos frutos, ese árbol da sombra, es agradable estar cerca de él.  
 Un verde y fructífero árbol es lo que decimos para los que las escuchan cuando somos amables, suaves y dulces.  No destruimos con las palabras, construimos, no engañamos con ellas, afirmamos, no molestamos la herida, la sanamos, porque son medicina.  



¿Cómo te sientes cuando te dicen unas palabras con toda la intención de dañarte? Sientes como si un martillo rompiera tu corazón.  Muchas personas creen que porque no han usado un arma de fuego o un arma blanca no están haciendo mucho daño. Hay más asesinatos de este tipo todos los días que no habría espacio en las cárceles para los culpables.

Nadie está exento de fallar cuando se trata de las palabras, nuestra vieja naturaleza humana y carnal nos puede aflorar, perdiendo el control y brotando por nuestros labios las palabras dañarán a todo el que se atraviese.  Es triste pero real.  Nuestras palabras son tan poderosas que podemos destruir una persona con ellas, sin tocarla con nuestras manos.  

La buena noticia es que Dios nos ha dado un regalo que se llama, Dominio Propio.  El dominio propio que es dado por el Espíritu Santo de Dios nos protegerá de pecar con nuestros labios.  Pondremos un guardia en la puerta de la boca y hará su trabajo si pedimos a Dios que nos ayude en nuestra debilidad. 

Que sean tus palabras de bendición en este día y siempre, para esto debes usar el dominio propio para pensar en todo lo bueno, amable, de buen nombre, de virtud.  Filtra tus pensamientos y luego brotarán palabras amables porque han pasado por el filtro de la vida, y están enraizadas en hacer crecer al otro, en la cortesía, en la comprensión y en buena comunicación. 

Haz crecer ese árbol de vida en ti y deja que los demás tomen de su jugoso fruto, no dejes que la mentira, la contienda y el enojo haga que crezca un árbol que no sea de vida, que nunca eche raíces de amargura, ni se desarrolle tal cosa en ti. 
Por Mery Bracho


La lengua amable es un árbol de vida; la lengua perversa hace daño al espíritu. Proverbios 15:4

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Publicaciones del Blog

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.