Empieza un nuevo día con su luz y bendición.  Para aprovechar todas las cosas buenas que Dios tiene preparadas vamos a reflexionar sobre esta declaración que se puede decir a diario. 



Una Buena Reflexión Cristiana para este nuevo Día.



Cada día necesito enfocarme en crecer en sabiduría y en estatura teniendo la bendición de Dios y de la gente.

Cada día necesito tomar tiempo para adquirir sabiduría, para aprender más de Dios a través de la Biblia y relacionarme con Él, necesito aprender de otros a través de los recursos disponibles, audios, experiencias, libros y aprender de mis propias lecciones.

Cada día necesito crecer en estatura, tal vez ya no voy a crecer más en tamaño pero si debo cuidar mi cuerpo, atender mis síntomas e ir al médico, comer saludable, tomarme un descanso semanal y dormir lo suficiente diariamente.

Cada día puedo relacionarme con otros positivamente, con la intención de dar bendición a sus vidas e influir a través de mi forma de vivir.

Seamos como Jesús que de niño crecía en sabiduría, estatura y favor para con Dios y la gente. Que tengas un buen día, saludable y lleno de sabiduría. (Basado Lucas 2.52. Biblia) Mery Bracho


Versículos Bíblicos para la reflexión cristiana de un buen día


Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en el favor de Dios y de toda la gente. Lucas 2.52 (NTV)

 Dios bendiga tu día con un buen crecimiento en sabiduría, en cuidado de ti mismo y siendo de bendición para otros.  Feliz y bendecido día.

»Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada. Juan 15.5 (NTV)

Cuando nos alimentamos de nuestra relación con Jesús podemos tener mucho fruto que se refleja en nuestras relaciones con otros a diario. Que hoy tengas un día fructífero, que cuando otros tengan un beneficio que venga de ti puedan ver reflejado en cada acción tu amor por Dios. 

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.