Como madre siempre buscarás que tus hijos tengan lo mejor, que coman bien, que vivan bien, que sean prósperos y felices. En la Biblia encontramos un secreto para que todo esto sea posible:  

Amando a Dios y siguiendo sus caminos.  No es suficiente decir que conocemos a Dios para que nuestras vidas y familias sean bendecidas, es necesario mantenerse en ese camino que no siempre es fácil,  pero que es el mejor.  

Mira estas bendiciones del Salmo 128 para una familia.  Si en tu hogar también tienes tu esposo, también Él está en la bendición, pero si como en mi caso, no tienes una pareja, igual tu hogar será bendecido. 





Bendiciones de Una Madre que se esfuerza en Amar a Dios y a su Familia.

 ¡Qué feliz es el que teme al Señor, todo el que sigue sus caminos! (Salmo 128.1. NTV) Todo el capítulo léelo al final de este Post.
Como seguidora de Dios que lo amas con todo el corazón:
😍 Gozarás del fruto de tu trabajo (Él bendecirá el trabajo de tus manos, de tu intelecto y todo tu esfuerzo)
😁 Serás feliz (Bienaventurada, dichosa, en contentamiento, satisfecha, con gozo)
☺️ Serás prosperada (con toda bendición espiritual y todo lo que necesites)
🌹 Serás floreciente (Bella, arreglada, bien vestida y agradable, con buen aroma para Dios y los demás)
🍇  Serás fructífera (En tu vida habrá buenas obras, amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe, humildad y dominio propio)
🌿 Tus hijos son como retoños de olivo (son como árboles fructíferos con vidas saludables y fructíferas)
🌿🌿 Tu misma eres un olivo verde (Hasta la vejez darás fruto. Salmo 92.14)
💕 Tus hijos estarán alrededor de tu mesa (Habrá Buena comunicación y buen compartir entre ustedes)
😊 El Señor te bendice continuamente
😉 Serás prosperada toda la vida 
🥰🥰🥰 Vivirás para disfrutar a tus nietos
😴 Tendrás paz. 
#MeryBracho   
reflexionesmerybracho.com



SALMO 128
¡Qué feliz es el que teme al Señor,
    todo el que sigue sus caminos!
2 Gozarás del fruto de tu trabajo;
    ¡qué feliz y próspero serás!
3 Tu esposa será como una vid fructífera,
    floreciente en el hogar.
Tus hijos serán como vigorosos retoños de olivo
    alrededor de tu mesa.
4 Esa es la bendición del Señor
    para los que le temen.
5 Que el Señor te bendiga continuamente desde Sión;
    que veas prosperar a Jerusalén durante toda tu vida.
6 Que vivas para disfrutar de tus nietos.
    ¡Que Israel tenga paz!

Suscríbete con tu correo/ Da clic al enlace que recibirás en tu correo